Reserva On Line
Carta Menu Grupos En

Oda a la gastronomía alicantina en Belvedere

Aún quedan algunas semanas para disfrutar del menú degustación de esta temporada, pero antes de recibir las nuevas creaciones, desde aquí queremos ya rendir homenaje a esta propuesta estival que ha querido hacer un guiño a la gastronomía alicantina, provincia en la que está enclavado el restaurante Belvedere.

En ese marco, el menú degustación estival ha incorporado las tres bazas gastronómicas más destacadas de la provincia, la sal, el arroz y la montaña de interior. Cada parte del menú consta de unos snacks y un plato principal, todo en relación con el producto, a la zona o al método de cocinado especificado.

Sal, arroz y montaña, pilares fundamentales de la gastronomía alicantina

La sal nos ha servido de método de conservación desde hace siglos, y en Alicante es un pilar fundamental en su gastronomía, como está reflejado en muchas de sus elaboraciones más importantes, por ejemplo, la mojama, el capellán, las huevas, entre otros.

“En el Restaurante Belvedere le rendimos homenaje de la mejor forma que sabemos hacerlo”, como explica el chef, kiko Lázaro, que, junto con su equipo, diseñan los menús de cada temporada. Así el menú nos ha propuesto, por este orden, el pargo curado aliñado con samorreta, polvo de ñora y galleta de almendra, toro de atún rojo sobre yema en salazón tempurizada, coca de caballa adobada, requesón y frambuesa y el plato fuerte, la sama a la brasa, calamar en salmuera, limón y aceitunas.

El arroz, no menos importante que la sal, es otro mundo dentro de la provincia, es raro concebir la gastronomía de esta zona sin un buen arroz a banda, de conejo y caracoles, etc. El arroz se ha convertido en uno de los productos más utilizados en Belvedere, ofreciendo una gran variedad de platos de cuchara de arroz que se han convertido en especialidad del chef. En esta ocasión, el menú ha ofrecido un maridaje de distintos ingredientes que demuestra las diferentes posibilidades que existen, más allá que las convencionales, como la quisquilla de Santa Pola, gazpachuelo frío de arroz y melón, el arroz con sepia y pepino y como colofón, el galardonado arroz de boquerones, piel de vaca y zanahorias.

Mar y Montaña, sello de identidad de Belvedere

La tercera de las inspiraciones de esta carta de la temporada de verano 2019 es la cocina de interior, de montaña. En palabras de Kiko Lázaro, “Alicante se posiciona como un cruce de caminos entre la montaña de interior y la costa. En la zona se comparten influencias de la cocina valenciana, de la murciana de incluso algunas de la manchega, con los conocidos y valorados guisos de caza, los gazpachos, los potajes, entre otros. Esa transferencia culinaria de la cocina de interior hacia la de la costa es la razón de las elaboraciones “Mar y Montaña” en la que se basa nuestra filosofía de cocina.

La propuesta del menú degustación ha sido el bollo ahumado relleno de lengua de ternera y gamba arrocera, la croqueta de guiso de conejo y huevas, el all i pebre de oreja y hierbas y el plato fuerte, la ventresca de cordero de Sierra Aitana, Topinambur y Ostra.

Con este, ya son tres los menús y cartas que ha diseñado el equipo de cocina, capitaneado por el chef valenciano (Ayora), Kiko Lázaro. El proceso de creación de la próxima temporada ya se ha iniciado, pero para los más rezagados, aún quedan algunas semanas para disfrutar de este homenaje a la gastronomía de Alicante.  Que ustedes lo disfruten.